Menú principal:


Concluye la Jornada sobre seguridad, salud y responsabilidades profesionales

La Jornada sobre seguridad, salud en la construcción y responsabilidades profesionales se celebró el pasado 24 de febrero en Barcelona y fue organizada conjuntamente por el Colegio de Aparejadores de Barcelona (CAATEEB) y la Fundación MUSAAT, contando con el patrocinio de Sa Nostra Caja de Baleares y de Caja de Ingenieros.

La Jornada que tenía por objetivo generar un mayor conocimiento y acercamiento entre la Magistratura, la Fiscalía, la Inspección de Trabajo y los profesionales de la edificación, tuvo una total acogida, ya que a ella asistieron más de 300 profesionales. Se expusieron los diferentes puntos de vista sobre las responsabilidades derivadas de la actuación profesional de los agentes de la construcción teniendo en cuenta la realidad del sector.

La Jornada fue presentada por la presidenta del CAATEEB, DÑA. MARÍA ROSA REMOLÀ, interviniendo también en la presentación D. JOSÉ ANTONIO OTERO, presidente de la Fundación MUSAAT que recordó que la construcción, todavía, es un sector muy artesanal, con una tecnificación escasa y maquinaria obsoleta. En cuanto a las responsabilidades, señaló que se han interpretado mal las responsabilidades de los diferentes agentes y que todavía, en la mayoría de las empresas, no existe una verdadera integración de la prevención de los riesgos.

La siniestralidad en el sector de la construcción y las responsabilidades de los diferentes agentes, especialmente en la fase de proyecto, fueron los protagonistas de la jornada.

De izda. a dcha. Dña. María Rosa Remolá, D. Jaume de Montserrat y D. José Antonio Otero En el acto de inauguración participó el subdirector general de Seguridad y Salud Laboral de la Generalitat de Cataluña, D. JAUME DE MONTSERRAT, quien dijo que todavía hace falta hacer más esfuerzos y más diálogo entre las partes y añadió: “tenemos que ganar el partido de la responsabilidad, pero si puede ser trabajando bien”.


Instantánea tomada durante la intervención de D. Jesús Esteban Gabriel

La principal conferencia de la mañana fue a cargo de D. JESÚS ESTEBAN GABRIEL, director de desarrollo del Área de Seguridad en Construcción de SGS Tecnos, quien presentó un estudio sobre la integración de la prevención de accidentes en la fase de proyecto.

Jesús Esteban empezó haciendo un recorrido sobre los primeros estudios, en Estados Unidos y Europa, que apuestan por prevenir los riesgos, desde el proyecto, y que revelan que la mayoría de accidentes mortales tienen sus causas en las fases preliminares (un 63 % según el conocido informe de Pierre Lorent). En España, no obstante, no hay estudios sobre este tema, “porque no interesa” y, según Esteban, “el sistema busca la causa inmediata del accidente, no la remota”.

Como conclusión se pone de manifiesto que es imposible impulsar un proceso de integración de la prevención en la fase de proyecto sin un marco regulador normativo y sancionador sobre el cual desarrollar esta integración.

Otras conclusiones son la necesidad de realizar acciones formativas e informativas que analicen y expongan la relación entre la accidentalidad y la fase de proyecto, la deficiencia del marco normativo, la necesidad de desarrollar una metodología para los proyectos sobre integración en esta fase y la ausencia de formación de los proyectistas en esta materia, como lo demuestra el hecho de que en España sólo 6 de las 29 escuelas públicas de arquitectura ofrecen una asignatura optativa en este ámbito. También habló de la falta de integración de los aspectos de prevención futuros que haría falta tener en cuenta en la vida útil del edificio.


Instantánea de la mesa redonda. De Izda. a Dcha. D. Josep María Calefell (moderador), D. Miguel Àngel Palomo,

La mesa redonda posterior fue presentada y moderada por el responsable de la Unidad de Seguridad y Salud del CAATEEB, D. JOSEP MARIA CALAFELL.

formación e información y disponer de un sistema de mejora continuada. Recordó, finalmente, la importancia de la prevención en la fase final, cuando ya ha acabado la obra pero no han acabado los riesgos.

El presidente de la Cámara de Contratistas de Obra de Cataluña, D. RAFAEL ROMERO, por su parte, pidió que los funcionarios responsables del control y sanción de los accidentes “sean técnicos especializados, desde los inspectores de trabajo a jueces y fiscales”. Asimismo pidió que, cuando sucede un accidente, puedan acceder a la información sobre el mismo a fin de evitar que en el futuro se repitan las circunstancias que lo causaron.

El último ponente de la mesa redonda, el responsable de salud laboral de la Federación de la Construcción y Madera de CCOO, D. ALFREDO BIENZOBAS, fue especialmente crítico y duro con los proyectistas, a los cuales acusó de “irresponsabilidad total” y de lobby capaz de influir sobre las administraciones, “que permiten que un arquitecto sin conocimientos de prevención haga estudios de recorta y pega”. Bienzobas habló de la necesidad que el sector continúe adelantando unido en la lucha contra unas formas de trabajar “antiguas” y contra determinados profesionales que quieren mantener sus privilegios. Asimismo hizo un llamamiento a luchar contra las habitualmente precarias condiciones de trabajo de un importante número de coordinadores de seguridad.


De Dcha. a Izda. D. Juan Antonio Careaga, D. Sergi Mercé, D. José Luis Martínez, Dña. Raquel Amado,

La sesión de la tarde se centró en aspectos de ámbito jurídico y legal, con una sesión que fue inaugurada por el presidente de la Audiencia Provincial de Barcelona, D. PABLO LLARENA y la presidenta del CAATEEB, DÑA. MARIA ROSA REMOLÀ.

La mesa de ponentes de la tarde fue presentada y moderada por la directora general de Serjuteca, Servicios Jurídicos de MUSAAT, DÑA. CARMEN VÁZQUEZ.

El primer ponente, el magistrado de la sección 22 de la Audiencia de Barcelona, D. FRANCESC ABELLANET, distinguió entre los delitos de resultado, en los cuales se produce un daño, de los delitos de riesgo, en los cuales no hace falta que se produzca un resultado porque haya un delito al poner en riesgo a las personas. Para Abellanet los delitos de riesgo no tendrían que incluirse en el Código Penal; se deberían limitar a la vía administrativa y que se resolvieran por medio de una multa o sanción o, incluso en algunos casos, de una inhabilitación. Abordó, además, el concepto de prueba y los principios acusatorios, de presunción de inocencia y de contradicción, entre otros.

Como representante de la Fiscalía participó la directora adjunta de la Fiscalía de Siniestralidad Laboral de Barcelona, DÑA. RAQUEL AMADO, quien distinguió entre los delitos de imprudencia con resultado de muerte o lesiones, del delito contra la seguridad de los trabajadores. Igualmente, expuso los deberes de los técnicos en caso de que comprueben que hay un incumplimiento de las obligaciones en materia de prevención de riesgos. Amado explicó el esfuerzo de especialización que se lleva a cabo en la Fiscalía para poder valorar tan compleja materia.

Acto seguido, el delegado territorial de la Inspección de Trabajo de Cataluña en Barcelona, D. JOSÉ LUIS MARTÍNEZ CAMPILLO, abordó, entre otros temas, los diferentes tipos de responsabilidad (administrativa, de seguridad social, civil y penal) y aquellos aspectos de la obra que pueden ser objeto de una inspección de trabajo, las relaciones de responsabilidad entre promotor, contratista y subcontratista y la función de la inspección como “motor del buen trabajo”.

Situándose junto a los técnicos habló el abogado penalista y colaborador del CAATEEB, D. SERGI MERCÉ, quien lamentó el endurecimiento de la normativa sobre responsabilidad de los técnicos a partir de la nueva redacción del Código Penal, el año 1995. Recordó que la capacidad de los coordinadores de seguridad por evitar los accidentes es limitada, puesto que habitualmente son profesionales liberales contratados para cada obra, “con una capacidad limitada para presionar sobre empresas y trabajadores”. A esto hace falta añadir que muchos accidentes se derivan de una subcontratación en cadena de los trabajos y de la carencia de preparación de los trabajadores en prevención de riesgos. Además, la tarea del coordinador consiste en evitar que la coincidencia de empresas en una obra comporte riesgos, sus funciones son de asesoramiento en prevención de riesgos, pero no la concreta ejecución de las medidas, y así ha quedado recogido en varias sentencias.

El abogado habló sobre la imprudencia profesional y pidió que las inhabilitaciones se limiten únicamente a este supuesto. Y si bien es cierto que son excepcionales los casos en que se condena al técnico a prisión y son mayoría las absoluciones, los imputados pueden sufrir mucho durante los años que transcurren entre la imputación y la sentencia. Así, no es extraño que muchos arquitectos técnicos rechacen ser coordinadores de seguridad “es injusto”, dijo, puesto que “por bien que lo hagan hay accidentes que no se pueden evitar”.
 


Instantánea de la sala durante las intervenciones Finalmente, tomó la palabra el asesor y miembro del Consejo de Administración de Serjuteca, D. JUAN ANTONIO CAREAGA, según el cual, en materia de seguridad y salud, “del único delito del cual puede ser sujeto activo el arquitecto técnico y el coordinador de seguridad, en el ejercicio de sus funciones, es del de imprudencia con resultado” y no lo puede ser, en cambio, de los regulados a los artículos 316 y 318 del Código Penal, que se han utilizado como “cajón de sastre” de muchas actuaciones y que son únicamente aplicables a las empresas. Careaga calificó de fracaso la Ley de Prevención de Riesgos Laborales “porque no ha resuelto nada” y criticó el exceso de normativa en este ámbito, “una auténtica locura”.

El abogado expuso algunos principios del ámbito penal que a menudo se olvidan, como los de legalidad, intervención mínima, presunción de inocencia y, especialmente, el de máxima “taxatividad legal e interpretativa”, según el cual “se exige al legislador el máximo esfuerzo en precisión de la redacción” de forma que ante una norma de difícil comprensión, ha de optarse por la forma menos punitiva para el acusado. Desgraciadamente, según Careaga se ha pasado a la situación contraria. También del principio de intervención mínima se ha pasado al de intervención máxima.

El letrado expresó su preocupación para que no se recurra más a la vía civil, puesto que sólo ante una grave infracción debería optarse por la vía penal, y por la solicitud de penas muy graves.

Tras el coloquio, el vicepresidente segundo del CAATEEB, D. ESTEVE AYMÀ, fue el responsable de clausurar la jornada. Aymà recordó la importancia de que continúe el acercamiento de puntos de vista entre Magistratura, Fiscalía, Inspección y técnicos, así como seguir con el objetivo común de reducir todavía más la siniestralidad.



Menú principal:


Aplicacion móvil para el control de las edificaciones